Con arándanos, una #cheesecake irresistible! #recetas #tortas #dulces

Esta cheesecake deliciosa la ví en Technicolor Kitchen, que anuncia además que se inspiró en Bon Appetit Desserts: the Cookbook for All Things Sweet and Wonderful. La hice como nos enseñó el profesor de pastelería del IAG Matías Panizza, usando una cintura de unos 18 cm de diámetro (es un aro de unos 8 cm de alto y sin base) que se apoya en una fuente para horno tapizada con papel metálico (como ven en las fotos).

Recomiendo este postre para las próximas Fiestas porque es liviano y rico, además de todo lo saludable que es un plato con queso y arándanos.

    Ingredientes para la base

    Galletas de gluten u otras tipo Lincoln o María, molidas, 100 grs

    Azúcar, 2 cdas soperas

    Manteca derretida, 60 grs

    Amaretto, 1 tapita

    Ingredientes para el relleno

    Queso crema a temp. ambiente, 300 grs

    Azúcar, 125 grs

    Miel, 2 cdas soperas

    Esencia de vainilla, 1 cda sopera

    Crema de leche entera o cero por ciento de grasa, 120 cc

    Ralladura de una naranja

    Huevos grandes, 2

    Arándanos frescos, ½ tapaMermelada de arándanos para acompañar, 1 taza

    

    Preparación

    Precalentamos el horno a 180 grados, tapizamos una bandeja para horno con papel metálico, colocamos encima el aro sin fondo con las paredes enmantecadas y depositamos en la heladera.

    Pasamos las galletitas por la procesadora hasta que queden hechas harina; luego incorporamos el azúcar y el amaretto,  y, por último, la manteca derretida. mezclamos hasta que todo se una y forme una suerte de bola.

    Retiramos y tapizamos el fondo  del molde con esta pasta, acomodando con los dedos. Dejamos otra vez en la heladera. al cabo de media hora, llevamos al horno por unos 10 minutos. Luego dejamos que se enfríe.

    En un bol ponemos el queso crema, la crema, la esencia, la ralladura, los huevos, el azúcar, la miel y los huevos, y batimos hasta formar una pasta homogénea. Sacamos el molde de la heladera y llenamos hasta las ¾ partes con la crema. Encima echamos los arándanos frescos.

    Llevamos al horno por unos 30 minutos, al cabo de los cuales dejamos la cheesecake en el horno apagado pero con la puerta apenas abierta, para que no se quiebre en el centro.

    Servimos con mermelada también de arándanos, aunque podemos elegir alguna de cualquier otra berry.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .